¿Qué es el dengue?

1/03/2017

El dengue es una enfermedad infecciosa causada por el mosquito Aedes Aegypti, causa síntomas gripales y se presenta en regiones de clima tropical, más de la mitad dela población mundial está en riesgo de contraer el dengue.

El dengue es una enfermedad infectocontagiosa, del género de los flavivirus, transmitida por un mosquito, específicamente el Aedes Aegypti, aunque es una enfermedad que mayormente causa síntomas gripales, en ocasiones puede agravarse y convertirse en mortal, cuando se habla de dengue hemorrágico.

La enfermedad se ha movido a zonas urbanas y actualmente más de la mitad de la población mundial está en peligro de contraerla.

Es una enfermedad endémica, aparte de combatir la proliferación del mosquito se está trabajando en la creación de una vacuna contra este mal.

Se estima que cada año 100 millones de personas son afectadas por esta enfermedad alrededor del mundo, cada 5 0 6 años aparecen brotes importantes de dengue, se encuentra en zonas urbanas de países tropicales, no se contagia de persona a persona sino a través de la picadura de este mosquito.

Su principal transmisor es el mosquito Aedes Aegypti, lo transmite el mosquito hembra infectada, esta enfermedad se ha extendido en los últimos años a Asia, América y Europa, por su capacidad de adaptación puede vivir en las zonas muy frías de Europa, este mosquito aumenta su actividad durante el día, mayormente a media mañana y antes de oscurecer, vive y deposita sus huevos en el agua, por eso se recomienda no dejar depósitos de agua limpia, tapar los recipientes donde sea necesario guardarla, y no dejar agua estancada. Esta enfermedad es peor en niños que en adultos.

Síntomas principales

  • Baja de plaquetas.
  • Hemorragias nasales, en orina y transvaginal.
  • Gastritis, estreñimiento.
  • Nauseas, vómitos y diarrea.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para esta enfermedad, en pacientes sin signos de alarma se les envía a su casa, se les recomienda tomar mucho líquido para hidratarse, y evitar la aspirina y antiinflamatorios no esteroides, para evitar peligros de hemorragias. En pacientes más graves se realiza la hospitalización, para medir el conteo de plaquetas y sus signos vitales por al menos 72 horas.

Share this :

Previous
Next Post »